Reportatge fotogràfic / Reportaje fotográfico

La Marta i la Montse, mares d’en Lluc i d’en Talal, s’ocupen, amb l’ajuda d’en Candi i en Xavi, del reportatge fotogràfic que va sorgir com a idea a la darrera trobada de tardor. Al llarg d’aquest mes contactaran amb les famílies interessades que ens van deixar les seves dades per concretar les dates per començar aquest projecte tan engrescador.

Si hi ha famílies que us voleu afegir, envieu-nos un correu electrònic a IMA (ima@amicsinfantsmarroc.org) i els hi farem arribar perquè us apuntin al seu llistat.

 

Marta y Montse, madres de lluc y Talal, se ocupan, con la ayuda de Candi y Xavi, del reportaje fotográfico que surgió como idea en el último encuentro de otoño. A lo largo de este mes contactarán con las familias interesadas que nos dejaron sus datos para concretar las fechas para empezar con este proyecto tan entusiasmador.

Si hay familias que os queréis añadir, enviadnos un correo electrónico a IMA (ima@amicsinfantsmarroc.org) y se lo haremos llegar para que os apunten a su lista.

 

 

SEGUIMIENTOS CONSULARES

Este seguimiento se hace a iniciativa del consulado marroquí que corresponda a nuestra localidad. La ley de kafala contempla que el juez que nos otorgó la kafala pida informes de seguimiento, que deben ser elaborados por los consulados, normalmente por el/la asistente social del mismo.

Hasta hace relativamente poco tiempo, las citaciones a las familias para la elaboración de informes eran muy esporádicas. Actualmente, la situación ha cambiado y se ha generalizado la citación a las familias por parte de los servicios sociales de los consulados para hacer un informe, solicitado por el juez. Este hecho puede generar algún tipo de intranquilidad en algunas familias, por miedo a pasar, o no, “el examen” y a alguna posible consecuencia negativa que pueda derivarse. Queremos dejar claro a todos que por la experiencia que hemos tenido a día de hoy, no se trata de pasar ningún “examen”.

Los asistentes sociales se limitan a obtener de las familias la información que consideran relevante y transmitir al juez un informe donde hacen constar lo que el juez espera leer, básicamente: que el niño está bien integrado en su entorno familiar, que tiene cobertura sanitaria y que está escolarizado, si tiene la edad. Ya el solo hecho de tener noticias del niño, es relevante para el juez, ya que una de las cosas que pueden preocupar a Marruecos es que una vez llegados los niños a España, “desaparezcan”. Pensamos que insinuaciones que a nosotros nos pueden parecer demenciales, como la del tráfico de órganos, pueden llegar a ser consideradas y el hecho de que no lleguen informes y se genere la sensación de “desaparición” del niño, puede favorecer este hecho.

Consideramos lógico (y deseable) que los jueces marroquíes se interesen por la situación de los niños de los que otorgaron la kafala, sea la familia marroquí o extranjera. Es por ello que pedimos a las familias que no tengan ningún reparo en acudir al consulado en caso de ser citados y que muestren la mejor predisposición a colaborar con los servicios sociales del consulado. De no hacerlo así y de no recibir los jueces los informes de seguimiento solicitados, se podría generar una reacción negativa a las kafala a extranjeros por parte de los jueces que a día de hoy están abiertos a esta posibilidad. Sabemos que en algún juzgado donde ciudadanos suizos hacían kafala mediante una ECAI de su país, el juez paralizó las kafalas a las familias de esta nacionalidad precisamente por no recibir informes de seguimiento.

Se trata de una cuestión de conciencia y deber cívico y ciudadano, y además de una acción de reciprocidad, ya que sin la colaboración previa de los organismos que intervienen en los procesos de kafala, nuestros hijos no estarían con nosotros, y los que quedaron en la créche al marchar nosotros, verían reducidas sus posibilidades de poder tener una familia. Esta es realmente la cuestión que más nos preocupa y aquí ya no hablamos de burocracia.

Consulado de Marruecos en Barcelona
C / Diputación 68/70
08015 Barcelona
Tel: 932852530
Fax: 932892472

Documentación a aportar:

  • copia del pasaporte del menor
  • foto del menor (no hace falta que sea de carné)
  • copia de la residencia del menor
  • copia del DNI de los padres adoptivos.  .

Las direcciones de los consulados y la información de lo que se tramita lo podéis encontrar en la web de la embajada de Marruecos.

Registro consular

Al llegar a España se puede proceder a la inscripción del menor en el consulado marroquí que nos corresponda.

Inscripción consular (información extraída de la web de la embajada):

El ciudadano marroquí debe matricularse en los registros de la Embajada en cuanto se instale en el país. Este procedimiento facilita los trámites administrativos del ciudadano y de su familia.

La documentación a aportar es la siguiente:

  • fotocopias de todos los documentos del menor obtenidos en Marruecos (sentencia de kafala, acta de entrega, permiso de salida, acta de nacimiento)
  • fotocopia del pasaporte del menor
  • fotocopia del NIE
  • fotocopia de los DNI de los padres

El trámite debe presentarse al consulado y hacer cola en la ventanilla adecuada. Habrá que preguntar. Normalmente es la ventanilla donde se hacen los trámites del pasaporte.

El trámite se hace en una mañana.

Consulado de Marruecos en Barcelona

C / Diputación 68/70

08015 Barcelona

tel: 932852530

fax: 932892472

Las direcciones de los consulados y la información de lo que se tramita lo podéis encontrar en la web de la embajada de Marruecos.

SEGUIMIENTOS POSTKAFALA

Como sabéis, en nuestros procesos de kafala la parte del papeleo y tramitación burocrática no se acaba con la propia sentencia de kafala. Una vez llegados a casa seguimos con las gestiones administrativas, eso si, liberados de la desazón que pasamos hasta obtener la sentencia que nos otorga la kafala de nuestros hijos.

A la llegada gestionamos cuestiones como el empadronamiento, seguridad social, residencia y, en la mayoría de los casos, la solicitud de adopción. Para hacer esta solicitud, legalmente el niño debería llevar un año de residencia, excepto en Cataluña, donde las particularidades de código civil catalán, hacen que no sea necesario esta espera y se pueda solicitar la adopción una vez llegados con nuestro hijo.

Para dar apoyo a la solicitud de adopción presentada, nosotros siempre hemos recomendado pedir al ICA -Instituto Catalan de la Adopción- (u organismo autonómico correspondiente, siempre y cuando se avenga a hacerlo) un informe de seguimiento. Si bien no es imprescindible aportar este informe al juzgado y se han conseguido muchas adopciones sin el mismo, hay casos en que el juez lo ha pedido expresamente. Queremos llamar la atención sobre el hecho de que últimamente, sobre todo en la ciudad de Barcelona, este informe se está pidiendo por los jueces de forma sistemática y con premura en cuanto a tiempo para aportarlo. Esto provoca que algunas familias se dirijan al ICA con prisas para su obtención. Como sabéis, estos informes los suele efectuar la icif (o tipai, o como se llame en cada comunidad) y obtenerlos puede llevar un par de meses.

Es para evitar este tipo de problemas, que seguimos recomendado la petición del seguimiento una vez llegados con nuestros hijos. Además, el hecho de pedir el informe, facilita ICA (u organismo autonómico de que se trate) la información de que el proceso de kafala de la familia ha culminado con éxito. Esto es importante. En algunas reuniones mantenidas, el ICA nos ha manifestado su preocupación por el hecho de que hay familias que no les comunican su llegada con el niño y esto supone que no pueden dar por cerrado (con una copia de la sentencia de kafala) el expediente que abrieron en su día. Es por ello que hacemos un llamamiento a las familias a que faciliten esta información al ICA, independientemente de la decisión que tomen en relación a pedir un seguimiento, o no. Pensamos que es importante que los procesos de kafala puedan tener una trazabilidad por parte del ICA desde el inicio hasta el final, ya que este organismo siempre ha mantenido una actuación positiva en cuanto a la kafala y hay que propiciar que la continúe teniendo.

Hay otro tipo de seguimiento que se puede efectuar. Este, sin embargo, a iniciativa del consulado marroquí que corresponda a nuestra localidad. La ley de kafala contempla que el juez que nos otorgó la kafala pida informes de seguimiento, que deben ser elaborados por los consulados, normalmente por la asistente social del mismo

Hasta hace relativamente poco tiempo, las citaciones a las familias para la elaboración de informes eran muy esporádicas. Actualmente, la situación ha cambiado y se ha generalizado la citación a las familias por parte de los servicios sociales de los consulados para hacer un informe, solicitado por el juez. Este hecho puede generar algún tipo de intranquilidad en algunas familias, por miedo a pasar, o no, “el examen” y a una posible consecuencia negativa que pueda derivarse. Queremos dejar claro a todos que por la experiencia que hemos tenido a día de hoy, no se trata de pasar ningún “examen”. Los asistentes sociales se limitan a obtener de las familias la información que consideren relevante y a transmitir al juez un informe donde hacen constar lo que el juez espera leer, básicamente: que el niño está bien integrado en su entorno familiar, que tiene cobertura sanitaria y que está escolarizado, si tiene la edad. El solo hecho de tener noticias del niño, es relevante para el juez, ya que una de las cosas que pueden preocupar en Marruecos es que una vez llegados los niños a España, “desaparezcan”. Pensamos que, insinuaciones que a nosotros nos pueden parecer demenciales, como la del tráfico de órganos, pueden llegar a ser consideradas y el hecho de que no lleguen informes y se genere la sensación de “desaparición” del niño, puede favorecer este hecho.

Consideramos lógico (y deseable), que los jueces marroquíes se interesen por la situación de los niños de los que otorgaron la kafala, sea la familia marroquí o extranjera. Es por ello que pedimos a las familias que no tengan ningún reparo en acudir al consulado en el caso de ser citados y que muestren la mejor predisposición a colaborar con los servicios sociales del consulado. De no hacerlo así y de no recibir los jueces los informes de seguimiento solicitados, se podría generar una reacción negativa a las kafala a extranjeros por parte de los jueces que a día de hoy están abiertos a esta posibilidad. Sabemos que en algún juzgado donde ciudadanos suizos efectuaban kafalas mediante una ecai de su país, el juez paralizó las kafalas a las familias de esta nacionalidad precisamente por no recibir informes de seguimiento.

El resumen de estas líneas sería hacer un llamamiento a colaborar con las autoridades de aquí y de allí. Se trata de una cuestión de conciencia y deber cívico y ciudadano,  además de una acción de reciprocidad, ya que sin la colaboración previa de los organismos que intervienen en los procesos de kafala, nuestros hijos no estarían con nosotros, ………. y los que quedaron en la crèche al marchar nosotros, verían reducidas sus posibilidades de poder tener una familia ………….. esta es realmente la cuestión que más nos preocupa ….. …………. y aquí ya no hablamos de burocracia.