“La cuina marroquina” amb la Georgina / “La cuina marroquina” con Georgina

Hem d’agrair la bona estona que ens va fer passar la Georgina dissabte passat a la presentació del seu llibre La cuina marroquina, publicació que és el reflex d’una feina
curosa de dos anys que vol arribar fàcilment a la gent encuriosida per aquesta cuina.

Amb les seves paraules ens va fer viatjar al nostre estimat Marroc. Sembla que de sobte estiguéssim en un soc amb les seves olors i colors.

Una vegada la xerrada va acabar, ens va oferir tot de coses bones: fruits, panets farcits, pastes i begudes de tota mena. I abans d’acomiadar-nos ens va obsequiar amb unes petites eines per fer dolços.

L’ambient proper i distès que ella va crear, junt amb la petita Salma, va fer que estiguéssim com en família.

A veure si ens tornem a veure aviat i us animeu a conèixer-la.


dscn1477

 

dscn1471

Tenemos que agradecer el buen rato que nos hizo pasar Georgina el sábado pasado en la presentación de su libro La cuina marroquina, publicación que es el reflejo de un trabajo cuidadoso de dos años que quiere llegar fácilmente a la gente que siente curiosidad por esta cocina.

Con sus palabras nos hizo viajar a nuestro querido Marruecos. Parece que de golpe estuviéramos en un zoco con sus olores y colores.

Una vez la charla acabó, nos ofreció todo de cosas buenas: frutas, panecillos rellenos, pastas y bebidas de todo tipo. Y antes de despedirnos nos obsequió con unos pequeños utensilios para hacer dulces.

El ambiente cercano y distendido que ella creó, junto a la pequeña Salma, hizo que estuviéramos como en familia.

A ver si nos volvemos a ver pronto y os animáis a conocerla.

 

 

 

 

 

Ensalada de zanahoria con naranja

Es una ensalada dulce y, servida fría, muy refrescante, además contiene muchas vitaminas beneficiosas para la vista y la piel.

Necesitamos:

  • zanahorias
  • naranjas de zumo
  • azúcar
  • canela en polvo

Rallamos las zanahorias con un rallador de agujeros pequeños.

Hacemos el zumo de naranja y le añadimos azúcar al gusto, un poquito de canela y lo mezclamos bien.

Si tenemos agua de flor de azahar podemos echarle también una cucharadita al zumo.

Ponemos la zanahoria rallada en un bol para servir y la aliñamos con el zumo de naranja.

Fekkas

Las fekkas pueden ser dulces (con frutos secos y azúcar) o saladas (de queso, gambas… y aromatizadas con ajo, perejil, especies, limón…). En este caso os presentamos esta receta de fekkas con frutos secos, muy completa.

Ingredientes

7 huevos    

½ vaso de frutas confitadas

3 vasos de azúcar    

2 sobres de levadura

3 vasos de aceite    

1 cucharada de azúcar de vainilla

3 vasos de almendra picada    

Un poco de sal

1 vaso de semillas de sésamo    

Aprox. 1,5 Kg. de harina

Un puñadito de granos de anís    

2 yemas de huevo

1 vaso de pasas de corinto y una cucharada de café soluble

Preparación

Encendemos el horno. Lo mezclamos todo: huevos, azúcar, aceite, almendras, sésamo, anís, pasas, azúcar de vainilla, frutas confitadas, sal, levadura y después añadimos la harina tamizada hasta obtener una pasta maleable. Formamos unos bastones gruesos y largos que pintaremos con la mezcla de las dos yemas y la cucharada de café soluble.

Los colocamos en una bandeja untada con aceite y los ponemos en el horno a media potencia, hasta que están medio cocidos, entonces los retiramos del horno. Los dejamos reposar hasta el día siguiente que los cortaremos en rodajas de medio centímetro de grueso que colocaremos en una bandeja y las doraremos en el horno durante unos diez minutos.

Harira

La harira es la sopa de Marruecos (y del Magreb) por excelencia. Se la conoce como “la sopa del Ramadán”, porque aunque la comen durante todo el año, es durante el mes sagrado del Ramadán que todos los fieles, rompen su ayuno con un buen cazón de la nutritiva harira. Se dice que a la hora del iftar, cuando el sol se pone, en toda la zona del Magreb se siente el olor de la harira.

No hay una manera única de hacer este delicioso caldo, tampoco las cantidades de alimentos están recogidas en un único recetario, por eso cada harira que probemos no será igual que la siguiente. En el norte de África, la gastronomía se rige por el gusto de cada persona, y cada casa tiene una receta propia para hacer la harira. Por eso hay gente que alterna la carne de ternera con pollo, cordero, o hace la sopa totalmente vegetal.

A continuación os presentamos una receta aproximada que se puede hacer fácilmente en casa.

Ideal para calentarse cuando viene el frío.


Ingredientes para 4 personas

  • 100 g de lentejas remojadas
  • 100 g de carne de cordero o de ternera troceada y algún hueso
  • 1 cebolla mediana pelada y cortada en trozos pequeños
  • 1/2 kg de tomate
  • 1 cucharada de sal
  • 1/2 cucharada de pimienta
  • azafrán
  • 100 g de perejil fresco y picado y 20 g de cilantro fresco y picado
  • 2 cucharadas soperas de harina
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen
  • 1,5 l de agua

Elaboración

Calentar el agua en una olla y añadir la carne de cordero, los huesos, las lentejas, la cebolla, la pimienta, el azafrán y una cucharada de sal. Tapar la olla y poner a cocer a fuego bajo durante media hora. Pelar y trocear los tomates y sofreír en una cazuela con el aceite durante 10 minutos a fuego lento. Una vez sofritos, añadir el tomate a la olla principal. Lo tenéis que dejar cocer 25 minutos más. Finalmente, diluir bien la harina en un vaso grande de agua fría y echar a la olla cuando la carne y las lentejas estén bien cocidas. En este momento, añadir el cilantro y el perejil. Continuad removiéndolo de vez en cuando. Al cabo de 10 minutos, destapar la olla y remover continuamente durante 5 minutos más, hasta que el contenido adquiera una textura ni muy espesa ni muy diluida. Rectificar de sal si fuera necesario. Lo tenéis que servir bien caliente.

Te marroquí con galletas

El te es la bebida por excelencia de Marruecos. Siempre muy caliente y con menta es muy refrescante en verano, y en invierno, para combatir el frío y cundo falta la menta, se toma solo o con hierba luisa. Se toma a todas horas, aunque si se toma antes de comer o por la tarde, se acompaña de pastelitos, galletas o frutos secos (almendras, pistachos o cacahuetes).

En Marruecos se confía mucho en los beneficios del te verde y todo el mundo lo toma, incluso los niños desde que son muy pequeñitos.


Para el te. Ingredientes para 4 personas:

  • 1 tetera marroquí de medio litro
  • 1 Litro de agua
  • Vasitos de te
  • 3 cucharaditas de te verde
  • 2-3 cucharadas soperas de azúcar
  • Unas cuantas hojas de hierba luisa

Instrucciones:

Hervimos el agua en un hervidor o en un tarro aparte.

Ponemos el té en la tetera y tiramos un poco de agua hirviendo para lavarlo, con movimientos circulares lavamos el té y vertemos el agua, lo podemos hacer un par de veces, veremos que primero el agua sale turbia y después ya sale más clara o transparente.

A fuego lento pondremos el té a hervir en agua hasta llenar casi la tetera, añadimos el azúcar, dejamos la tetera destapada, vigilaremos que no rebose, y lo mantenemos así tres o cinco minutos.

Apagamos el fuego e incorporamos la hierba luisa en la tetera, tapamos y lo dejamos reposar uno o dos minutos.

En una bandeja pondremos la tetera y los vasitos de té. Lo llevamos a la mesa y allí haremos el ritual de mezclar el té: vertemos el té a un vasito (que después no utilizaremos para servir) desde la tetera tan lejos como podamos para hacer espuma, devolvemos el té a la tetera vertiéndolo de golpe, repetimos unas cuantas veces este proceso (aquí no hay consenso, hay quien lo hace un par a veces hasta algunos que lo hacen quince veces). Finalmente ofrecemos el té llenando los vasitos hasta la mitad y con un dedo de espuma encima.

En verano podemos preparar el té con menta fresca, siguiendo las mismas instrucciones.

Para las galletas. Ingredientes:

  • 1 yogurt natural
  • 1 medida de azúcar
  • 4 huevos
  • Harina tamizada (aprox.0,5 Kg.)
  • 2 sobres de levadura
  • 1 medida de aceite de gira-sol
  • Agua de azahar
  • Azúcar en polvo

Instrucciones:

Mezclamos el yogur, el azúcar, la levadura, el aceite y los huevos. Añadimos la harina hasta obtener una masa bastante espesa.

Introducimos la masa en la manga pastelera y encima de una bandeja para el horno cubierta de papel o untada haremos bolitas o las formas que nos inspire nuestra creatividad. Pintamos las galletas por encima con la mezcla de agua de azahar y azúcar en polvo.

Lo ponemos en el horno previamente calentado y las cocemos (se hacen bastante rápido, 12-13 minutos). Salen unas 80 galletas.