¡Bravo Philippe!

Hacer una kafala siempre requiere de una cierta dosis de voluntad, fuerza y decisión. Un claro ejemplo es el caso de Philippe y Khadija.

Philippe Pozzo di Borgo y Béatrice Roche eran una pareja feliz, descendiente de familias aristócratas francesas acomodadas, con dos niños adoptados en Sudamérica, cuando la mala suerte se encarnizó con ellos. Béatrice murió después de 10 años de lucha horrorosa contra un cáncer, y un accidente dejó a Philippe tetrapléjico. Sus últimos años juntos los pasaron en la cama sin poder levantarse ninguno de los dos.

Con la muerte de Béatrice, tras caer en una profunda depresión, Philippe se sobrepuso. Aprovechó su aliento para, conduciendo una silla de ruedas y en brazos de Abdel (un argelino que acababa de salir de la cárcel), recorrer medio mundo. Nos lo explica en su libro “le second souffle” (el segundo aliento, traducido ahora en España como “intocable”). Lógicamente, hay partes del libro muy duras, pero él desde el accidente ha estado haciendo un gran esfuerzo para explicarlo todo, y para hacerlo en primera persona, sin autocompadecerse.

Pasados los años, Philippe acabó por instalarse en Marruecos, a caballo entre Marrakech y Essaouira. Como dice él, su situación le obliga a ser pragmático, y el clima de Marruecos es mucho más adecuado para sus dolores. Allí, ya más sosegado, se casó con Khadija y juntos kafalaron dos niñas, Sbah y Oujdane. Se ha jubilado, pero sigue coleccionando arte moderno, apostando por los jóvenes artistas de Marruecos, y mostrando el mismo optimismo y dinamismo.

Para las personas que lo hemos conocido en persona, Philippe es un modelo, una persona de las que dejan una marca imborrable, luchador, educado, inteligente, divertido, atento, siempre pensando en los demás. Cuando le preguntábamos de dónde sacaba esa fuerza, nos decía “de unas ganas inmensas de vivir”. La misma fuerza motriz de nuestros hijos. La necesidad de aprovechar las segundas, y todas las oportunidades, que nos da la vida, sin miedo.

Ayer viernes, se estrenó en España la película “intocable“, basada en parte de su vida. ¿Sabéis que dice Philippe a las personas que se le acercan indecisas sobre cómo actuar ante él?, ¿si darle la mano, o no?

“Tocame, aunque no lo sienta, tocame!”

 No os la perdáis!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s